Tarta de arándanos: TARTA VEGANA DE ARÁNDANOS FÁCIL Y SIN HORNO

En estos resquicios de verano que suelen quedarles a l@s que tienen hij@s en edad escolar, porque en realidad queda bastante de veranito, os traigo una tarta vegana de arándanos fácil y sin horno. Como siempre os digo cuando os voy a poner una receta, aquí en el sur poner el horno se convierte en un suplicio, pero hay veces que no hay más remedio ya que nos pueden más las ganas de comer ciertos alimentos que la caló.

Hoy sin embargo, tarta vegana de arándanos fácil y sin horno, y es que es tan sencilla que ni siquiera le he puesto una base. Una tarta sin lacteos, sin harinas, sin azúcares añadidos. Directamente la crema y al molde a que cuaje. Para hacerla he utilizado unos yogures nuevos que ha sacado la marca Alpro, en este caso he usado el de arándanos, pincha aquí y te lo muestro.

INGREDIENTES PARA ESTA TARTA DE ARÁNDANOS:

  • 750 grs de yogur vegetal de arándanos Alpro.
  • 150 grs de anacardos (remojados 2-3 horas antes).
  • 100 grs de arándanos.
  • 2 grs de agar en polvo.
  • Mermelada de arándanos y frutos rojos para decorar.

PREPARACIÓN:

En primer lugar, debemos asegurarnos que hemos tenido los anacardos durante dos o tres horas en remojos. Pondremos en un procesador de alimentos el yogur, los anacardos, los arándanos y trituraremos hasta obtener una crema muy lisa y espesita. A continuación, tenemos que poner esa crema a calentar con el agar en polvo para que este haga su efecto, cuando lleve unos minutos haciendo «chup chup» verteremos esta mezcla en el molde de 15 cms desmoldable (yo utilizo el de Lékúe) y llevaremos a refrigerar durante al menos 4 horas, a mi me gusta hacerla incluso hasta de un día a otro. Finalmente cuando vayamos a servirla le pondremos la mermelada por encima junto con los frutos rojos. Y a disfrutarla!